ESP

Concursos públicos – herramientas que pueden contribuir en el planeamiento urbano

01/09/2020
Olívia de Oliveira
Foto: Alain Kissling

Competencias abiertas, con reglas bien definidas y transparentes. Así son los concursos públicos de arquitectura realizados en Suiza para la construcción de escuelas, guarderías, viviendas subvencionadas, geriátricos, centros culturales, gimnasios deportivos, edificios administrativos, prisiones, etc. Su objetivo es la selección de los mejores proyectos - no necesariamente los de menor costo - y son anónimos, para que de esta manera tengan las mismas oportunidades los jóvenes talentos que los nombres consagrados. Fomentan la calidad y la innovación.

Para comentar sobre esta experiencia y su posible implementación en el Brasil, la Swissnex, plataforma de intercambio internacional de la Secretaría del Estado de Suiza para la Educación, Investigación e Innovación, realizará este miércoles 2 de septiembre un webinario con la participación de la arquitecta y directora del departamento de arquitectura de la ciudad de Lausana, Nicole Christe, de la arquitecta e integrante de la comisión de concursos de la SIA (Sociedad Suiza de Ingenieros y Arquitectos) Jacqueline Schwarz, y de Gilson Paranhos, expresidente del Instituto de Arquitectos del Brasil.

La mediación será de la arquitecta Olívia de Oliveira, que nos concedió una entrevista sobre el tema. Egresada de la Universidad Federal de Bahía, Olívia continuó sus estudios en el Instituto Universitario di Architettura di Venezia y en la Escola Tècnica Superior d’Arquitectura de Barcelona. Actualmente reside en Suiza, donde participa como jurado en varios concursos de arquitectura y colabora regularmente en las Universidades Federales de Ginebra, Lausanne y Zurich y en el laboratorio Alice de la Ecole Polytechnique Fédérale de Lausanne. Es socia de la oficina Butikofer de Oliveira Vernay Architectes. A continuación, en la entrevista, Olivia sugiere que Brasil adopte concursos públicos de arquitectura para que las ciudades no estén a merced del mercado y de la especulación inmobiliaria, del clientelismo y de la corrupción.

1) ¿Cuándo y cómo los concursos públicos se transformaron en una estrategia en el planeamiento urbano en Suiza?

Los concursos públicos se practican en Suiza hace más de 140 años. Los primeros principios para la organización de concursos se publicaron por la SIA (Société Suisse des Ingenieurs et des Arquitectes) en 1877. Antes de 1996, los concursos se hacían solamente para los edificios monumentales o los grandes equipamientos públicos. El cambio sucede cuando entra en vigor en Suiza la ley internacional sobre adquisiciones públicas “marchés publiques” (GPA-OMC) a la cual está sometida toda construcción realizada con dinero público (escuelas, guarderías, viviendas subvencionadas, geriátricos, centros culturales, gimnasios deportivos, edificios administrativos, prisiones, planes de barrio, etc. Recientemente, el sector privado también adhirió a la práctica del concurso para la producción de edificios en cooperativas.

2) ¿Qué beneficios trajo esta estrategia a las ciudades?

Primeramente, una gran calidad arquitectónica y constructiva, pues los edificios resultantes de concursos públicos otorgan prioridad al mejor proyecto y no a la notoriedad del autor o al proyecto más barato. Las obras se construyen bajo normas muy estrictas e impuestas por las administraciones públicas ya seleccionadas en la etapa del concurso, principalmente en lo que se refiere a los nuevos patrones energéticos que pueden alcanzarse. De manera que, desde el proyecto, existe esta preocupación que después acompañará a todo el proceso de realización y garantizará la calidad y el buen resultado de la obra. Desde el punto de vista del planeamiento urbano, el concurso es un instrumento que permite al poder público controlar el suelo urbano y garantizar una gestión democrática y sostenible de las ciudades. A través de ellos el poder público da el ejemplo, no solo de cómo construir bien, sino también el ejemplo de responsabilidad y transparencia en el empleo del dinero público.

3) ¿Cómo se realiza la comunicación de esos concursos? ¿Usted cree que esta estrategia involucra más a la sociedad como un todo en las decisiones?

Los concursos públicos son publicados oficialmente en plataformas específicas y accesibles a todos. Previo a ello, una etapa (tal vez la más importante) es aquella de la preparación y organización del concurso, que en Suiza se hace a partir de un diálogo entre políticos, arquitectos que trabajan en las administraciones públicas y futuros utilizadores del equipamiento público a construirse. Este grupo de personas seguirá todo el proceso; participa tanto de la fase de definición del programa, como del jurado del concurso, y después, de la comisión de construcción que acompaña las distintas etapas del proyecto y de la obra hasta la inauguración del edificio. Se trata de un proceso de diálogo constante entre el contratante, los utilizadores y el arquitecto. Recientemente, algunas experiencias de concursos han buscado la participación de la sociedad de una forma aun más amplia. De cualquier modo, la población siempre vota el crédito de construcción para un nuevo edificio público, y si el voto no resulta favorable simplemente no es construido, aun habiendo ganado el concurso.

4) ¿Existe la posibilidad de que estudios extranjeros puedan participar en los concursos?

Sí, para oficinas de todos los países que respeten las normas internacionales definidas por el acuerdo internacional sobre adquisiciones públicas (GPA-OMC). Los concursos, principalmente los concursos abiertos que son anónimos, promueven la renovación de profesionales, dando igualdad de oportunidades para todos. Gana el mejor proyecto. Hasta las embajadas suizas se construyen a partir de concursos internacionales abiertos.

5) ¿Usted cree que esta estrategia podría adoptarse con éxito en Brasil? ¿Por qué?

¡Creo y deseo que así sea! Incluso sería algo urgente para impedir que nuestras ciudades estén a merced del mercado y de la especulación inmobiliaria, y también para contribuir en la lucha contra el clientismo y la corrupción. Las administraciones públicas precisan trabajar en colaboración con un sólido equipo técnico, formado por arquitectos y urbanistas, que pueda orientar a los políticos a una mejor gestión democrática de las ciudades.

Brasil cuenta con muchas facultades de arquitectura y excelentes profesionales en todas las regiones del país, pero lamentablemente esa capacitación es subutilizada. Los concursos instaurados como regla para cualquier obra pública contarían con el savoir-faire y sobretodo con la inteligencia colectiva de esos profesionales. También sería una forma de revalorizar la arquitectura brasileña recordando el importante papel que tuvo en los años 1950, cuando era una referencia para el mundo de posguerra.

6) ¿Con la mirada de quien vive hace décadas en Europa, cuales son los mayores desafíos que usted nota para el planeamiento urbano en las metrópolis brasileñas?

La lucha contra la ciudad-mercado y la especulación que se viene apropiando descontroladamente del suelo urbano y empobreciendo la calidad de vida en nuestras metrópolis en pocos años. Observo esto con tristeza cada vez que vengo a Brasil. El planeamiento urbano tiene inclusive la responsabilidad en la producción de ciudades más inclusivas y menos violentas. Las políticas urbanas deben ponerse en práctica para garantizar la función social de la ciudad, el derecho a la ciudad sostenible, la igualdad social. Una de las prioridades reside en el planeamiento de políticas habitacionales de interés social basadas en el derecho al uso, que difieren del derecho a la propiedad.

7) ¿Cuál es su expectativa para el UIA2021RIO del año que viene?

Mi primera expectativa es que se realice en 2021, habiendo superado la situación sanitaria actual en la que Brasil se encuentra. Estoy convencida de que el Congreso Mundial de Arquitectos podrá contribuir y lograr un gran momento de reflexión conjunta entre profesionales, políticos y sociedad civil. En la ocasión traeremos una exposición presentando la cultura de los concursos en Suiza, con distintos invitados y panelistas presentes. Todo esto acontecerá en el Palacio Capanema.

El webinario promovido por la Swissnex, es un anticipo de la participación suiza en el UIA2021RIO. Olívia de Oliveira y su socio Serge Butikofer fueron invitados por el Comité Ejecutivo del 27º Congreso Mundial de Arquitectos para la organización de una exposición prevista para ocupar el Palacio Capanema, en el centro de Río de Janeiro.

Para ver el webinario, haga clic en: https://www.swissnexbrazil.org/event/the-architecture-competition-part-of-the-culture-in-switzerland/



Realización

Promoción

Socios Institucionales

Apoyo Institucional

Apoyo en Ponencias y Proyectos

Apoyo en Medios

Agencia de viajes

Expo

Producción